sábado, 19 de abril de 2008


A Paula le advirtieron que la cura tenía sus inconvenientes. Sí, dejaría de dolerle, ya no sentiría resentimiento, ni rabia, ni esa porquería de tristeza que la hacía quedarse pegada a cualquier escaparate sin mirar realmente nada (...)

Esa mañana se había puesto a llorar al ver el otro lado de la cama impecable y había decidido ponerse la revolucionaria vacuna. Un pinchadito en el brazo y se desprendería de ese maldito amor en desuso.

Durante dos años sentiría una placentera y gratificante Nada, rezaba el slogan. Pero tampoco amaría, le alertó el médico (...). No le hizo daño, como le habían prometido, sólo dejó en su brazo un circulito rojo que se le antojó con forma de corazón (...)

No sabe cómo, pero de repente se encontró hablando con el chico sentado en la barra (...). Se había equivocado, se había inmunizado a todo lo malo, pero también a todo lo bueno que pudiera ocurrirle. No le dio su número, para qué, porque durante dos largos e insulsos años Paula no tendría cobertura para nada ni nadie.

Emily Loizeau - L ´autre bout du monde
.

12 comentarios:

Estoicolgado dijo...

interesante blog, regresaré

AB Complementos dijo...

Qué bonita historia...aunque sea triste a la vez. Buen finde :)

Lantana dijo...

mmmmm.....Yo me pido una vacuna de esas! Hoy es de esos días que me la pondría sin pensar!
Un beso

elena dijo...

yo también :)

he preguntado en la farmacia de abajo y están agotadas, cuando las reciban compro 2, vale?

un beso

RAÚL dijo...

los corazones verdaderamente grandes no se anestesian fácilmente con vacunas, así que a ti no creo que te hagan mucho efecto. en todo caso, seguro que las ganas de no sentir pasan pronto. hacerse amigo de la nada es un terrible desastre.

elgatococo dijo...

oooooooohhhhhh, me ha gustado mucho. :*)

lady desidia dijo...

yo no, yo no me la pido... qué tristeza de dos años!

Lantana dijo...

pues yo sigo pensando, que me la pido!!! Si yo te contara!!
Pero bueno, que no todo son penas... He llegado a las 3000 visitas y estoy de concurso, ya sabes donde apuntarte!
Un beso!!!

MiKiMoNo dijo...

Ay me recuerda a la peli "Olvidate de mí", pero estar inmunizada contra todo sentimiento durante dos años...es demasiado. Yo me la juego y no me vacuno...

Preciosa la canción, voy a buscar mas cosillas de ella :)

chati dijo...

Yo tampoco me vacuno aunque siempre hay dias que ni me lo pensaria, aun asi espero que esten agotadas para siempre en la farmacia, no me gustaria que no sietieras, sin sentimientos no podrias hacer las obras de arte que haces, un besito guapa

ANA PÉREZ dijo...

El texto es muy lindo pero la foto me ha tocado de verdad. Es preciosa y super rom�ntica.

ANA HIMES dijo...

No sabes de quién es la foto, please? ;-)