lunes, 27 de abril de 2009


esta serie de joyería silvestre nació un día de verano. Las flores fueron cogidas cerca del río, donde crecen libres.

(gracias sapatinhos de verniz por el enlace)

11 comentarios:

Beatriz dijo...

Sin palabras...

elgatococo dijo...

qué detalle tan bonito!

INVENTANDO CON FIELTRO dijo...

E S P E C T A C U L A R!!
bss

Estibalitz Diaz de Durana dijo...

son maravillosas !!
un abrazo, y gracias por participar en el sorteo de Cerezas
Estibalitz

Safiro dijo...

Desde luego no hay como tener buen gusto para combinar, queda precioso!

Besos

acoolgirl dijo...

Es precioso... pero tan delicado y efímero, que da un poco de pena, no??

Un besitooo

EmerJa dijo...

Delicadísimas...y tiernas. Pero no duran mucho y da lástima.

té mandarina dijo...

qué preciosidad!

Miss Rosenthal dijo...

Qué belleza! me ha encantado su blog

chati dijo...

Preciosa joyeria, delicada y natural. Gracias por enlace, guapa.

Silvia Gándara dijo...

Todo delicadeza, frescura.
Me tiene loca
un beso